( rellenos )
Se refiere a las diferentes capas de materiales ubicadas entre el cuerpo y los resortes internos que proporcionan confort. Cada una de las capas de acolchado contribuye realmente para lograr un confort superficial y un soporte profundo.
Pueden utilizarse varios materiales tales como algodón, sisal, espuma, delcrón, relleno de fibra .
El período de tiempo durante el cual un colchón proporciona confort se puede prolongar con materiales de calidad.
( Sommier )
Es generalmente mucho más firme que el colchón y provee movimiento, acojinamiento y soporte adecuados a los resortes del colchón. Hay muchos tipos de box springs dependiendo del fabricante, pero todos ellos son básicamente una caja con algún tipo de sistema de soporte metálico de resortes y/o de barras. Aunque no siempre se requiere, es una excelente idea comprar un colchón con su correspondiente box spring. El colchón será tan buen soporte como lo sea el box spring que lo sostiene. Si usamos un box spring viejo que tenga zonas vencidas, dañará los resortes del colchón en esas zonas provocándole hundimientos que reducirán hasta en un 50% la vida de su
colchón.
(Nunca use un colchón sobre una superficie que no tenga soporte parejo y completo en toda su extensión, una base de madera con tablas separadas, por ejemplo.
Todos los resortes están hechos de alambre y el calibre (o grosor) de éste es lo que determina la flexibilidad de cada resorte. Mientras más grueso sea el alambre del resorte, será más firme pero menos flexible. El calibre indica el grado de flexibilidad, por lo que un resorte calibre 13 es más grueso y menos flexible que un calibre 14. Mientras mayor sea el número de resortes del colchón, éstos deberán de ser más flexibles para proporcionarle confort además del soporte. Si
el número de resortes es bajo (alrededor de 312 para el matrimonial), el resorte deberá ser más firme (cal. 13.5 mínimo), porque de otra forma, no le proporcionará ni confort ni firmeza.
Capa de fibras hilvanadas que proporciona soporte y acojinamiento.
Suele utilizarse inmediatamente después de los materiales aislantes.

Capa de acojinamiento de espuma (similar en forma a un huacal para huevos). Viene en varias densidades y espesores para diferentes niveles de soporte. En la mayoría de los modelos clasificados desde extra firmes a pillow-top.


Relación entre la masa y el volumen de una sustancia, la densidad y dureza. A mayor densidad (cantidad de material por unidad de volumen) mayor calidad. Es decir, en colchones de espuma de igual medida, mayor peso es calidad superior.


Una capa de fibras sintéticas prensadas. Es la primera capa de aislamiento inmediatamente encima de la unidad de resortes. Provee una superficie firme y uniforme sobre la cual descansan las varias capas de materiales usados para proporcionar soporte y acojinamiento.
Pieza metálica o plástica elástica, que refuerza el perímetro del colchón de resortes.
Uno de los dos tipos de garantía que los fabricantes ofrecen (siendo la otra la garantía total). Aún cuando ésta garantía cubre todos los defectos de manufactura, ofrece menos cobertura que la garantía total ya que el reembolso o el costo de la reparación está basado en el número de años de uso, por el consumidor, en relación con los años de la garantía. Por ejemplo, si un consumidor usa durante cinco años su garantía prorrateada de diez años y se presenta un problema, el consumidor recibirá la mitad del costo o pagará la mitad de la reparación, porque ha usado la mitad del período cubierto por la garantía.
Uno de los dos tipos de garantía que los fabricantes ofrecen (siendo la otra la garantía prorrateada). Esta garantía ofrece la máxima protección. En general, cualquier defecto de manufactura será reparado o el producto reemplazado sin costo para el cliente en cualquier momento durante el período total de la garantía. Este tipo de garantía se otorga regularmente en productos de calidad media a alta.
El alambre que une entre sí a los resortes de la unidad que forma el soporte interno del colchón.
Polímero de alta densidad hecho con resinas naturales.
Es el revestido acolchado que se coloca después de las capas de aislante y acojinamiento que cubren la unidad de resortes o de espuma. Puede hacerse con diferentes capas de materiales naturales o sintéticos cosidos entre sí a la cubierta de tela del colchón.
El número de resortes es importante porque determina qué tanto un colchón se ajustará a su cuerpo. A un mayor número de resortes corresponde un mayor ajuste de la unidad al contorno
de su cuerpo y menos puntos de presión, lo que a su vez se traduce en un mayor nivel de confort general. Se recomienda evitar un colchón con menos de 312 resortes (para una unidad matrimonial), ya que no le proporcionará el soporte apropiado para su espalda.
 
Capas delgadas de espuma de poliuretano que proporcionan acojinamiento al colchón.
La capa extra de acojinamiento colocada sobre las capas normales de acojinamiento, que usualmente luce como una colchoneta separada del cuerpo del colchón. Debe haber una en cada cara del colchón para poderlo rotar. Provee el máximo nivel de acojinamiento y suavidad permitiendo a su cuerpo sumergirse en gruesas capas de acolchado mientras provee firmeza a través de la unidad de resortes.
El sistema BONNELL, está realizado con tecnología altamente robotizada, permitiendo obtener una relación óptima calidad-precio. Cada colchón de la línea Bonnell está integrado por 512 resortes convencionales de acero templado electrónicamente.
Los resortes pocket individualmente se unen unos a otros, solo a través del centro del resorte, para lograr un movimiento independiente ante la presión. Estos resortes ofrecen un mayor confort, ya que se adaptan al contorno del cuerpo y debido a que no hay contacto entre metales el ruido es casi inexistente. Los resortes pocket individualmente responden en forma independiente ante la presión, lo que hace que la adaptación al contorno del cuerpo sea perfecta. Uno de los factores que más perjudica la calidad de descanso es el movimiento del colchón producido cuando uno de los integrantes de la pareja se mueve o se levanta durante la noche, lo que lleva al otro a interrumpir su descanso. Este producto consigue minimizar la transferencia de movimiento y lograr que los consumidores puedan dormir durante la noche sin interrupciones. Por eso a mayor índice de absorción, mejor descanso.
Es una de las primeras capas de aislamiento situadas encima de la unidad de resortes, formada por fibras naturales prensadas (coco), usualmente la primera capa de aislamiento inmediatamente encima de la unidad de resortes. Provee una superficie firme y uniforme sobre la cual descansan las varias capas de materiales usados para proporcionar soporte y acojinamiento.
Es la resistencia positiva que el colchón proporciona al peso de cada persona. Un colchón demasiado firme dará soporte uniforme únicamente a las partes más pesadas del cuerpo como son los hombros y las caderas. La presión sobre estos puntos reducirá la presión sanguínea ocasionando insomnio o intranquilidad. Un soporte demasiado suave, hará que la espina no se coloque en la posición correcta provocando que los músculos de la espalda trabajen durante la noche para enderezarla, lo cual le provocará estar cansado y dolorido al despertar.
El sistema que refuerza las orillas del colchón. Puede ser de alambre extra grueso (calibre 6 u 8), de espuma de poliuretano ( incrementa la superficie útil para dormir al prevenir la dureza de las orillas), o de resortes muy gruesos colocados en todo el perímetro de la unidad. Éste último ayuda a que los resortes más suaves no sean dañados por sentarse en las orillas del colchón.

Telas no tejida: son fibras de polipropileno. Se usan en colchones económicos, en la parte inferior de los sommiers, con el agregado de un producto químico y también como tela antideslizante.
Telas sábanas: 30% de poliéster y 70% de algodón, los dibujos van estampados en la tela.
 
Tela Jacard: son mucho más gruesas, el dibujo es tejido, varían según las hiladas y los tipos de fibra que se utilizan .  
Es el cuerpo que se encuentra en los colchones conocidos popularmente como de "espuma". El nivel de firmeza, confort, soporte y duración del colchón están determinados por la densidad de la espuma utilizada en su construcción. La mezcla de diferentes densidades en una sola unidad le confieren características especiales.
Dureza no es sinónimo de calidad. Existen espumas aparentemente muy duras, pero de baja densidad, que se deforman rápidamente con el uso.
Cuando apoyamos nuestro cuerpo sobre una buena espuma, deberemos sentir suavidad inicialmente, y un aumento progresivo de la firmeza posteriormente. Cuanto más acentuado sea este efecto, mayor confort tendrá el colchón y mayor influencia positiva tendrá en nuestra salud.
La alta elasticidad y resiliencia, son propiedades ligadas a la estructura celular uniforme, obtenida en las espumas de poliuretano.
La duración de un colchón de espuma de poliuretano está relacionada con el peso corporal del usuario, el espesor del producto, la calidad y densidad de la espuma que lo compone.

Fibra textil que se extrae de las grandes hojas del Agave Pita, también conocido con su voz indígena como Henequén.